El jefe del Grupo Wagner insulta al ministro de Defensa y al jefe del Ejército por la escasez de munición

Archivo
Archivo – Sede en San Petersburgo, Rusia, del mercenario Grupo Wagner. – MAKSIM KONSTANTINOV / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El propietario del Grupo Wagner, el oligarca ruso Yevgeni Prigozhin, ha denunciado nuevamente este viernes la escasez de munición que sufren sus mercenarios y ha insultado al ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y al jefe del Estado Mayor del Ejército, Valeri Gerasimov, por la situación en el frente en Ucrania.

Prigozhin aparece en un vídeo publicado en la cuenta del Grupo Wagner en Telegram junto a los cadáveres de varios mercenarios, implicados en la ofensiva militar rusa en territorio ucraniano, que tiene su epicentro desde hace meses en la ciudad de Bajmut (este).

’’Estos son los miembros del Grupo Wagner que han muerto hoy. La sangre aún está fresca. Escúchenme, cabrones. Eran padres e hijos de alguien. Esa basura que no nos da municiones desayunará en el infierno’’, afirma el jefe de Wagner, según una transcripción facilitada por el portal Meduza.

’’Tenemos una escasez del 70 por ciento en munición. Shoigu, Gerasimov, ¿dónde está la jodida munición? Miradles, cabrones’’, afirma Prighozin en el vídeo, titulado ’Pérdidas del Grupo Wagner del 4 de mayo de 2023’.

En esta línea, ha acusado a Shoigu y Gerasimov, a los que ha tildado de ’’criaturas’’, de ’’estar en clubs caros’’ mientras sus hijos ’’disfrutan la vida, haciendo vídeos para YouTube’’. ’’Creen que son los dueños de la vida y que tienen derecho a deshacerse de estas vidas (de los miembros del Grupo Wagner)’’, ha denunciado.

’’Piensan que si tienen refugios es porque tienen derecho a ello. Son cálculos elementales. Si se nos diera la munición normal, habría cinco veces menos bajas. Se presentaron como voluntarios y están muriendo aquí para que ustedes engorden en sus despachos de caoba’’, ha remachado.

El propio Prigozhin, que ha protagonizado numerosas tensiones con el Gobierno ruso en el marco de la ofensiva, advirtió recientemente que podría retirar a sus fuerzas de Bajmut tras denunciar un elevado número de bajas por los combates y la falta de suministros.

El jefe de Wagner, cuyas fuerzas han ido ganando prominencia desde el inicio de la invasión rusa, achacó el gran número de bajas sufridas a la falta de munición para la artillería. ’’Si no podemos resolver este déficit de munición, tendremos que retirarnos o morir para no acabar huyendo como ratas al final’’, zanjó.

La posible retirada de los mercenarios del Grupo Wagner de la zona podría provocar un colapso del frente ruso en Bajmut, lo que tendrá un importante impacto en toda la línea de combates en la región, en un momento en el que Ucrania ha asegurado que está ultimando una contraofensiva.

La ciudad, situada en la provincia de Donetsk, lleva meses en disputa y, según expertos militares, la defensa ucraniana ha ido perdiendo terreno hasta atrincherarse en una pequeña porción en el oeste de la ciudad, después de que las tropas rusas y los mercenarios del Grupo Wagner tomaran su práctica totalidad.

Fuente: (EUROPA PRESS)